EL VALLE CHICHA SORAS

El Valle Chicha Soras tiene paisajes muy impresionantes. Esta ubicado en la frontera entre las Regiones Ayacucho y Apurímac – el río siendo el punto de división. Por el lado de Ayacucho se encuentra la provincia de Sucre y por Apurímac la provincia de Andahuaylas. Se puede llegar por desvíos de la carretera Interoceánica entre Puquio y Abancay o desde la ciudad de Andahuaylas.

Los dos pueblos con mayor historia son Pampachiri por el lado de Apurímac y Soras por el lado de Ayacucho. Hay una multitud de sitios arqueológicos. En Soras la iglesia está construida sobre un templo Inca. Pampachiri fue un pueblo muy importante en la época de los haciendas. Desde el siglo Diecinueve las familias poderosas de la costa empezaban a quitar terrenos de los Comunidades Campesinas en la Sierra. Luego de un tiempo corto los hacendados controlaban los mejores terrenos en muchos valles interandinos cómo fue el caso en Chicha Soras.

Por todo el valle y por las pampas hay evidencias de una gran actividad volcánica. Hay dos volcanes importantes – el Ccarahuasu (ver valle Sondondo) y Sotaya ubicada en la parte alta de Pampachiri. Desde el Valle se puede ver varias capas de rocas bien marcadas formadas por flujos de lava en el pasado. Hay además un buen número de baños termales – el mejor ubicado en el distrito de Larcay (Región Ayacucho).

El gran atractivo de la zona es su enorme bosque de piedras ubicado cerca la Comunidad de Llamcama en la parte alta de Pampachiri. Su formación, desde hace más de cuatro millones de años también tiene un origen volcánico. Las piedras son grandes y tienen diferentes formas y colores. Se puede caminar por horas dentro del bosque siempre viendo algo nuevo. A su lado es un cerro muy llamativo llamado Pankula que a primera vista parece hecho de arena. En un sector llamado Ayamachay una familia que ha construido su casa y corrales utilizando las rocas cónicas para sus techos.

En mucho del valle se puede observar todavía métodos tradicionales de agricultura cómo los sistemas de laymes (sistemas de rotación de suelos y cultivos comunitarios) y la producción de cultivos en asociación – maíz con quinua, kiwicha y habas en un solo andén, por ejemplo.

Hay un gran cantidad de camélidos – alpacas, llamas y vicuñas. En general el valle y sus alrededores son muy ricos en flora y fauna andina silvestre. Hay pumas viviendo en áreas pendientes y rocosas especialmente por el lado de Ayacucho – aunque las probabilidades de ver uno son muy escasas.